En cualquier ciudad o pueblo de Marruecos os podréis alojar en algún riad, pero el Riad Fez es el riad de referencia en la ciudad de Fez.

El lujo, los cuidados del personal y su atractiva contrucción hacen del Riad Fes un lugar de ensueño para alojarte en la ciudad imperial.

Un riad de 5 estrellas por las cuatro esquinas.

 

10:00 llegada al aeropuerto de Fez, en la puerta me espera el transfer del riad, un coche exclusivo para cada húesped.

Al llegar al riad, un botones me recibe a las puertas para recoger mi equipaje y acompañarme a la recepción donde me espera la directora del riad para darme la bienvenida.

En el salón de recepción, el edificio principal del riad se respira un lujo de los mejores hoteles y se aprecia por las cuatro esquinas que pertenece a la cadena Relais & Chateaux, los cuidados se mezclan con la cultura árabe y después de una toalla templada para las manos, un té con pastas y pasteles caseros. Si ¨caseros¨, el Riad Fes es referencia gastronómica en la ciudad. Una de las actividades más destacables son el maridage de arte con gastronomía local en múltiples exposiciones que realizan en el riad.

 

Riad-Fes-3

 

Antes de conocer al sorpresa que me esperaba me llevan a conocer el riad.

El Riad Fes es un palacio formado por cinco edificios. Hay dos restaurantes, un Hamman donde podemos disfrutar de un masaje tradicional con múltiples tratamientos, un salón para fumadores, una piscina exterior con solarium, un patio donde por las noches podemos tomarnos unas copas al borde de un estanque, y una de las mejores partes del Riad Fes es su terraza con vistas 360 a la ciudad vieja de Fez.

Si el tiempo lo permite suelen realizar eventos nocturnos entre gastronomía y copas a la luz de la luna entre los rezos tardíos.

Riad-Fes-5

 

Me acompañan a la habitación pensado que me alojarían en una habitación standar, y para mi sorpresa al llegar fue encontrarme la suite ambassador. Que decir de una suite en un hotel 5 estrellas cuando le sumas los cuidados y la decoración marroquí. Las fotografías hablan por sí sólas.

 

Riad-Fes-15

 

Dos de los detalles con los que quedé fue los amatíes, jabones tradicionales marroquís fáciles de encontrar en los zocos pero marcan un poco la diferencia, y otro fue cuando a las nueve de la noche llaman a la puerta y una persona del servicio pide permiso para entrar, la deje pasar, venía a colocar las almohadas y bajar los estores para dormir.

 

Riad-Fes-14

 

Después de un paseo por la medina de Fez y una cena a los pies de la puerta Boujould fui directo al riad, una cerveza de Casablanca en uno de los patios del riad y dirección a mi suite para descansar.

Pude descubrir las gastronomía  en su desayuno:  zumos naturales, cereales, pastas, pasteles, bollería recién hecha, mermeladas caseras, aceites, crepes… todos los productos se elaboran en la cocina o son escogidos por su chef para mantener la calidad que lo precede.

 

 

 

Riad Fes