El mar siempre nos devuelve lo que le arrojamos.

El mar en algún momento, siempre nos acabará arrojando todo aquello que por naturaleza, no es suyo.

Caprichoso él, con el efecto de sus corrientes y la climatología de la Costa Atlántica, nos acaba de devolviendo arte.Esta vez, situada muy cerca del pueblo marinero de Laxe, el mar creo una playa un tanto especial.Especial y colorida, utilizada la zona como vertedero de vidrio debido a su localización apartada, años de erosión y corrientes nos devuelve una playa de cristal pulido.Pequeñas piezas brillantes, que con los atardeceres nos dejan una estampa inolvidable.

Caprichoso el mar, pudiendo arrastrarlos al fondo del mar o a otro lugar más inaccesible, nos los trae al mismo lugar de su origen, a la vista del atardecer.Formando La playa de los Cristales.

CHA_8043-4

CHA_8025-3

CHA_8024-2

CHA_8097-5

 

 

 

 

Playa de los Cristales, Laxe