En una de mis ya acostumbradas visitas a la Ribeira Sacra tomé dirección a la sierra de Mazaira, concretamente a Castro Caldelas.

El castillo de Castro Caldelas, la fortaleza medieval más importante de la Ribeira Sacra.

castillo-castro-caldelas

El castillo está situado en la cima de lo que antigüamente fue un castro, hay pruebas que dicen que hubo asentamiento en esa zona desde hace 4500 años a través de una necrópolis megalítica.

La fortaleza está situado en una importante vía de comunicación,siglos atrás, unía las ciudades de Bracara Augusta(actualmente BragaPortugal) con Asturica Augusti (Astorga) y a la vez se cruzaba con una vía que unía Lugo con Chaves (Portugal).

El castillo tuvo un papel muy importante durante las revueltas irmandiñas entre los años 1467 y 1469. Durante estas revueltas, la fortaleza fue parcialmente destruída, el conde de Lemos castigo a la población con la reconstrucción de este: ¨Vosotros los tirasteis, vosotros lo levantaréis¨.

castillo-castro-caldelas

En 1560 se acabó de contruír el castillo con un aire más residencial y en 1991 fue cedido al ayuntamiento de Castro Caldelas por la Casa de Alba para fines culturales.

Inevitablemente con mi afán histórico visité el castillo por la noche nada más llegar, necesitaba entrar en sus muros para disfrutar de las vistas nocturnas mientras entraba la niebla desde el río Sil, era una noche de invierno.

Al día siguiente por la mañana, después de desayunar, me puse otra vez rumbo al castillo para verlo con más calma.
Al entrar por la puerta principal nos da la bienvenida la Tau, un símbolo de protección utilizado como escudo perteneciente al Conde de Lemos.

castillo-castro-caldelas

Accediendo al patio de armas nos encontramos la oficina y el museo con antigüos objetos: desde un peine medieval hasta la Singer más moderna que habitó el castillo, el pozo de agua para resistir grandes asedios y un horno. Desde el patio de armas podemos acceder a todas las partes del castillo, un detalle que me encantó, ya que no en todos los castillos tan bien conservados nos dejan acceder a todas sus partes.

castillo-castro-caldelas

Desde la torre del Homenaje, a la que accedemos desde la muralla, tenemos unas vistas panorámicas de las tierras que alcanza mas allá del Sil.

castillo-castro-caldelas

Dentro de la torre del reloj, la parte más antigua que se conserva del castillo, nos reciben unas contrapesos pertenecientes al reloj de la torre, un reloj del siglo XIX dentro de una vitrina de madera y cristal que sigue dando la hora como el primer día.

castillo-castro-caldelas

Dentro de la torre del homenaje tenemos varios espacios con documentos e información sobre el castillo, sobre Castro Caldelas y sobre sus habitantes. En una de las salas, se encuentra el Foro Do Burgo de Castro Caldelas, el documento más antiguo escrito en gallego que se conserva. Este documento otorgaba fuero a sus habitantes.

castillo-castro-caldelas

El ala izquierda del castillo esta construído con un aire más palaciego, las ventanas tienen unos pequeños asientos para disfrutar de las vistas, en contrapunto con el ala derecha, donde las ventanas eran pequeñas y se primaba la defensa antes que las vistas. Las sucesivas reformas fueron convirtiendo la fortaleza defensiva en un ¨palacio de verano¨.

El castillo está lleno de leyendas y enigmas pero sobre todo en sus marcas. Encontramos desde las típicas marcas de los canteros hasta una concha de peregrinos ,varias Tau y un sello de Salomón, indicando la presencia de judíos en la villa.

castillo-castro-caldelas

Para dormir en Castro Caldelas: Casa de Caldelas

Miradores cerca de Castro Caldelas: mirador de Matacás y ruta de los miradores de Sober.

Muy cerca de Castro Caldelas: Parador de Santo Estevo