¨… que en el término de esta Feligresía no ay Minas, Salinas, Batanes ni otro artefacto y sólo ay dos molinos arineros que muelen con agua corriente el uno de éllos de Dn Bernardo de Vande Prestíbero, al sitio da Fervenza do Miño que muele con tres ruedas un mes del año regualan su producto en diez y ocho Reales de Vellón, y a otro de Domingo de Vande al sitio da Fervenza do Miño….¨Catastro del Marqués de la Ensenada, año 1.752

 

A tan sólo 20 min de Lugo, siguiendo las aguas del río Miño en dirección Portomarín, sumergido en un bosque centerenario y un tanto especial,que más abajo os lo descubriré, este bosque acoge la Casa Grande de A Fervenza. Un antiguo Pazo, que durante siglos paso por las manos de señores y terratenientes hasta llegar a manos del actual dueño, nuestro anfitrión, Norman.

En la profundidad del bosque, la casa fue rehabilitada manteniendo la majestuosidad del Caserío Gallego que antaño fue. Cuenta con todas las comodidades, haciendo sentir de forma verdadera la hospitalidad de un Pazo.

Son muchos los detalles que la hacen merecedora de tantos elogios, habitaciones amplias de madera de estilo rústico, baños muy cuidados, varias salas donde descansar, leer, o tan sólo tomarte un vino pegado a la lareira.

Piscina para el verano, alquiler de kayaks, y aprovechando el río Miño y el suculento microclima de la zona, tiene una pequeña piscina con agua del río.

Con la hospitalidad tan acogedora de Norman y su equipo, es un lugar idóneo para descansar donde no hay cobertura!! pero si wifi 🙂 rodeada por el Bosque de A Fervenza  que ayuda en esa desconexión. Y un gran detalle de esta casa es que son Petfriendly

Restaurante A Fervenza, cocina tradicional renovada.

Con una cuidada rehabilitación, la palleira del molino, acoge el restaurante con vistas al bosque.

No sólo los inquilinos de la casa pueden disfrutar de su restaurante, en cualquier época del año puedes reservar tu mesa en el restaurante.

La cocina que realizan, nos la describe Norman como una cocina tradicional renovada, toda ella con productos tradicionales y de muy alta calidad. Durante el menú degustación que nos ofrecieron, pudimos comprobar que así era, cuidan todos los detalles en cada plato, ofreciendo pruductos de calidad  con un toque de ronovación que lo mantiene en su línea tradicional, pero con un toque creativo y  original. Y todo ello acompañado de vinos gallegos de autor.

El menú degustación que nos preparon en el restaurante de A Fervenza, estaba compuesto por cinco entrantes, dos platos y un postre. No es la típica cocina de plato grande y comida pequeña, sigue su filosofía de cocina tradicional y abundante. Y vaya si fue abudante, salimos bien llenos … os dejo con unas fotos para ir haciendo apetito, y que os entren las ganas de descubrir por vosotros mismos el restaurante.

Aceitunas de Orense aliñadas en aceite.

Cecina reserva de León, con queso Gramoneu (queso de cueva).

Crujiente de Boletus.

Zamburiñas gratinadas con queso del Cebreiro.

Huevo a baja temperatura, 50 min a 62º, con espuma de San Simón y avellanas.

Merluza del pincho, confitada, con puré de patata y ajada a la gallega.

Pollo campero, cocinado durante 18 horas a 73º, en horno de leña.

Yogur ecológico con mustillo y nueces.

bosque-a-fervenza-casa-grande-restaurante-20

Y despues de todo este espectáculo culinario, la mejor forma de reposarlo es que nos acompañéis en una visita al conjunto etnográfico, y un pequeño recorrido por el bosque de A Fervenza…click

Más fotos de la casa, el conjunto etnógrafico y el premiado y único Bosque de A Fervenza.