¿Que es el turismo marinero?

Sólo con ver la cara de Pablo durante la jornada de navegación por la Ría de Pontevedra, podemos hacernos una idea de lo que significa el turismo marinero.

La pasión por el mar y las ganas de maridar Galicia con varios de nuestros mejores embajadores: la gastronomía y los vinos; hicieron que durante un día conocieramos, disfrutaramos y exprimieramos el turismo marinero a bordo del Cockle.

Una jornada de amigos, navegación,risas, vinos…

Practicando el #TurismoRiquiño

10:00 de la mañana, en el puerto Combarro nos esperaba el Cockle de Bahía de Aldán para tomar rumbo hacia la Isla de Tambo. Despúes de bordear el faro de Tambo, enfilamos el Cabo Udra navegando tranquilamente bajo un día de verano entre las explicaciones mariñeiras del patrón Kiko.

La tripulación nos íbamos conociendo, el buen rollismo y la jerga mariñeira iba tomando el control de la jornada. Entre baibén y baibén de un mar suave y mecidos por un viento del nordés, las fotos iban saliendo y el Cabo Udra se iba acercando.

Doblando el Cabo Udra desde otra perspectiva y adentrarse en la Bahía de Aldán, por primera vez a bordo de un barco como el Cockle, con un suave viento estaba siendo una experiencia de esas que sabes que tienes que repetir.

Atracamos en Aldán para dirigirnos a la cetárea Mares de Galicia y conocer toda la variedad de mariscos que procesan.

Navajas, berberechos, varios tipos de ricas almejas, ostras, ostrones… pude por primera vez probar las ostras directamente sacada de la cetárea, abrirla y la boca. Kiko, el patrón del Cockle y dueño de la cetárea, nos enseñaba todos sus productos que escoge y mima con mucho cariño para llevarlos directamente a nuestra mesa.

Una de las mejores partes de la jornada fue coger un cesto y escoger directamente ¨la comida¨ para cocinarla en el barco.

Cargados de marisco nos fuismos al Cockle…

Entre albariño y albariño de Marqués de Vizhoja, ibamos poniendo la mesa, el marisco se iba haciendo a la plancha y las fotos atosigaban los mariscos que iban saliendo.

 

Cuando teníamos todo sobre la mesa y las cámaras guardadas, en ese momento, descubrimos el turismo marinero. Anécdotas entre vinos, risas entre platos de navajas que abarrotaban la mesa; esa es la esencia del turismo marinero. Unos amigos alrrededor de una mesa en un entorno envidiable fondeados en la Bahía de Aldán.

El turismo marinero es disfrutar Galicia desde otra perspectiva más mariñeira, y Bluscus nos ofrece todas las experiencias necesarias para vivirlo en primera persona a un palmo del Atlántico.